Unir gastronomía y naturaleza, ¿misión imposible?

Unir gastronomía y naturaleza, ¿misión imposible?

A todos nos gusta comer bien, pero como consumidores cada vez buscamos más la excelencia. Ya no solo en la comida, porque eso lo damos por supuesto, sino en el entorno.

Disfrutar de las vistas, paisajes, ruidos de la naturaleza, hacen que una comida pueda ser maravillosa. Cada vez más buscamos ese ambiente armonioso, que nos ayuda a entender mejor los platos que probamos, y que hace que estemos en la gloria.

Si echamos la vista atrás, hace un tiempo, sólo los Paradores de Turismo se encontraban situados en un entorno distinto y emblemático. Un lugar, en el que disfrutar de una comida en un restaurante con vistas era de privilegiados.

Pero a día de hoy, comer disfrutando del entorno está al alcance de todos. Ya que el ámbito gastronómico ha evolucionado de tal forma, que ahora tiene valores añadidos que el consumidor reclama.

kiosko-de-la-dehesa-restaurante-the-caddie

Kiosko de la dehesa (Desdesoria)

Dónde comer en Soria disfrutando de la naturaleza

En Soria, una ciudad pequeña y que tiene la naturaleza y sus parajes como emblemas, existe muchos ejemplos en cuanto a restaurantes con su entorno.

Algunos de los lugares de Soria donde disfrutar de una comida en un restaurante con vistas son:

  • Parador de Turismo de Soria: Situado en el antiguo castillo de Soria, encima de las orillas del Duero.
  • Kiosco de la Dehesa: Situado en la Alameda de Cervantes, también conocida como “Dehesa”.
  • The Caddie: En el Campo de golf de Pedrajas, con vistas al “pico Frentes”, y al campo de golf.
  • Casa del Guarda de Valonsadero: En el Monte Valonsadero, monte emblemático de Soria, también con vistas al pico Frentes.
  • Soto Playa: En las márgenes del Duero, justo debajo de las laderas del castillo de Soria.

En cualquiera de estos parajes podrás disfrutar de una comida en un restaurante con vistas. Lugares muy diferentes, pero con una cosa en común, la gastronomía y la naturaleza.

 

Foto Principal: Soria ni te la imaginas