Apostando por el movimiento #realfood

Apostando por el movimiento #realfood

Son uno de los problemas que afectan a la sociedad hoy en día. Los ultraprocesados que llenan los stands de los supermercados y los ¨restaurantes¨ de comida rápida que son unas solución a la falta de dinero y tiempo, pero que sus consecuencias pueden ser mortales. Los expertos en salud, lo advierten. 

Según un estudio, miles de personas pierden la vida al año en nuestro país, por seguir una mala alimentación, y el causante nos es conocido. El consumo de alimentos procesados con azúcares, sales y grasas insalubres es el principal factor de una mala salud.

Para nuestro pesar, estas imitaciones a un alimento real, representa el 70 % de la alimentación en España. Aunque a menudo sus ingredientes pasen inadvertidos por las eficaces campañas de márketing que los ocultan, el consumo repetido y frecuente de estos, representa casi la mitad de enfermedades cardiovasculares, diabetes y cánceres de estómago…entre otras muchas.

Real food para luchar contra los procesados

La lucha contra los procesados acaba con la comida real. Esa es la meta principal del movimiento #realfood, tan latente hoy en día en redes sociales. Una de las últimas tendencias nutricionales que arrasan principalmente en Instagram y que ya cuenta con miles de fans. Esta tendencia se define no sólo como un movimiento, sino también como un estilo de vida, que persigue acabar con la mala alimentación y llevar una dieta  de comida sana y real, el objetivo de esta iniciativa divulgativa es pelear contra los mitos y los conflictos de intereses presentes en la nutrición.

Aunque muchos crean que este movimiento de ¨comida real¨no inventa nada nuevo, desde nuestro restaurante, creemos que es algo necesario abordar y difundir este tipo de nutrición, que desde años llevamos practicando en nuestras cocinas, y que por desgracia; los más jóvenes, se están perdiendo.

Por ello, creemos que este tipo de ¨campañas o movimientos¨ son necesarios en redes sociales, por el impacto visual que tiene en las nuevas generaciones.